CONTACTO

Cómo elegir los colores para un restaurante 

RESTAURANTES
colores restaurante

¿Sabías que los colores se relacionan fuertemente con las emociones y el comportamiento humano?

Una buena elección de colores a la hora de diseñar un restaurante es fundamental. No son solo colores, sino algo mucho más fuerte. Consiguen causar reacciones a nivel del subconsciente en los usuarios.

Lo que hacemos cuando aplicamos colores, es crear una experiencia a través de la vista. A través del color podemos incentivar el hambre, la sed, el confort e incluso determinar el tiempo que pueden transcurrir los consumidores en el restaurante.

Hacer que coman más rápido o con más tranquilidad. Consiguiendo de esta forma el objetivo completo de nuestro restaurante, influyendo en la satisfacción generada en el consumidor. También podemos transmitir una sensación concreta. Por ejemplo, ahora en este periodo de la post pandemia, podemos hacer que el cliente se sienta seguro en un ambiente limpio eligiendo colores más claros y frescos.

Colores para un Restaurante

Por un lado, los colores claros ayudan a transmitir amplitud en los espacios y pueden lograr que el usuario se quede más tiempo. Por otro lado, los colores más oscuros recargan mucho más el ambiente y pueden llegar a agobiar el consumidor. Todo es cuestión de encontrar el equilibrio entre los colores.

Cada color despierta en nosotros una sensación diferente. Por lo tanto, es muy importante elegir el adecuado para la percepción visual, la emoción y el comportamiento humano.

¿Qué emoción transmite cada calor? Aquí te lo explicamos para que sepas qué puede aportar cada color en tu restaurante. 

ROJO

Restaurante Rojo

El color rojo es uno de los colores más eficaces usados en la industria alimentaria, porque aumenta la energía y mejora el apetito.

Es conocido por aumentar los impulsos nerviosos y el ritmo cardíaco, por lo tanto, este color es adecuado para restaurantes de comida rápida. Tiende a causar una reacción más rápida, generando un impulso de respuesta apresurada.

Es importante utilizar el color con cautela debido a que es muy sensible al ojo humano.

AZÚL

Por lo contrario, el color azul es uno de los colores menos apetitosos. Es el color que menos atrae a la gente la comida, porque muchas veces lo relacionamos con alimentos de mal estado.

No es un color común en los alimentos y casi siempre se relaciona con la tecnología.

La clave de este color es no utilizarlo como color predominante y combinarlo con otros colores. Generando de esta manera una sensación de fresco. El azul es adecuado sobre todo para restaurantes de marisco.

NARANJA

El color naranja, es uno de los colores más energizantes. Fomenta la vitalidad y alegría. Además, tiene un aspecto muy interesante, que aporta mucho en el ámbito de la hostelería: puede estimular la conversación.

Es adecuado para muchos tipos de restaurantes, se puede aplicar como color predominante o también combinándolo con colores que rebajen, pero no anulen la energía y las buenas sensaciones del naranja.

AMARILLO

El color amarillo, es otro de los colores energizantes. Desencadena y pone en funcionamiento el lado analítico del cerebro, cosa que lo convierte en un color no muy conveniente para un restaurante. Cuanto menos analice el cliente, más se dejará llevar.

Por otro lado, los tonos de amarillo más sutiles transmiten relajación, felicidad y alegría. Es un color que requiere mucho cuidado y es conveniente rebajarlo con otros colores para evitar la sobrecarga en el espacio.

VERDE

El color verde, es uno de los colores que más se relaciona con el buen gusto. Refleja lo sano, lo vegetariano, el medio ambiente, lo fresco y muchas otras cosas.

Tiene un fuerte impacto en el ser humano: representa la relajación, el equilibrio, la naturaleza y la armonía. Esto consigue que el consumidor alcance el nivel máximo de tranquilidad y pueda disfrutar de la experiencia.

Con este color nunca vas a fallar, juega a favor de la hostelería.

MARRÓN

El marrón se relaciona mucho con el color verde. La mayoría de veces se suelen utilizar en combinación. Representa la conexión con la tierra, la seguridad, la sinceridad y lo más relevante: la comodidad.

Nos recuerda el café y el chocolate y sobretodo productos integrales y naturales. Nos transmite un ambiente sano y acogedor, haciendo que el consumidor se sienta parte del espacio.

NEGRO/ BLANCO/ GRIS

Los colores blanco, negro y gris se pueden utilizar en todos los espacios. Su principal función es la de contrastar con los demás colores. EL blanco como algo puro e inocente, el negro como lo sofisticado y la fortaleza, y el gris como la madurez y fiabilidad.

Nos recuerdan la elegancia, el minimalismo y la sencillez. Son colores que aportan un toque de seriedad a nuestro espacio.

ROSA

Como último color, tenemos el rosa. Un color que refleja la sinceridad, la calma, lo femenino y lo romántico. En general se asocia con lo dulce, porque nos acuerda a lo antinatural y no tan saludable. Pero tiene aspectos calmantes y de asentamiento.

Más que para restaurantes, se aplica en pastelerías para crear una conexión entre el color del espacio y la comida que se sirve dentro del mismo.

Una gran ayuda para la elección de colores, puede ser la de realizar un estudio de color. Inspirarse en paisajes y ambientes, que nos pueden aportar combinaciones muy interesantes.

CUÉNTANOS TU PROYECTO
Nombre
Este campo es obligatorio
Este campo es obligatorio
Email
Este campo es obligatorio
Este campo es obligatorio
Teléfono
Este campo es obligatorio
Este campo es obligatorio
Tu proyecto es de
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Te ayudamos con
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
¿Tienes ya un local para tu proyecto?
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Este campo es obligatorio
Este campo es obligatorio
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!